Conferencia “Topología matemática y clínica psicoanalítica”


RESUMEN: Transcripción de la conferencia dictada el día 11 de Octubre de 2013 en el Instituto Tecnológico Autónomo de México, dentro del marco de la Semana de Jornadas Matemáticas. En ella se expone una posible razón del acercamiento de la propuesta psicoanalítica de Jacques Lacan a la Topología Combinatoria.

Antes de comenzar quisiera agradecerle a la institución por la invitación, a todos ustedes por estar aquí, y en particular a Antonella Onofrietti, a Alonso Ares de Parga y a Cristian Challu que hicieron posible que yo esté hoy acá[1].

Bueno, en realidad, tendría que iniciar diciendo es una locura que yo esté parado frente a ustedes en las Jornadas Matemáticas. Lo digo porque he visto a un gran número de expositores que les presentan temáticas y proyectos sobre matemáticas, y para ser absolutamente sincero pienso que cualquiera de ustedes sabe más de matemáticas que yo.

Justamente por eso, está clarísimo que yo no voy a hablarles de matemáticas. Más bien, vengo a hablarles de un fenómeno que es poco conocido y que quizás sea de su interés: este fenómeno expone cómo el psicoanálisis, desde los años sesenta, se acercó a las matemáticas.

La maniobra fue efectuada por uno de los representantes más importantes del movimiento psicoanalítico, un médico y psiquiatra francés llamado Jacques Lacan, de quien quizás hayan escuchado algo. Ahora bien, esta maniobra de acercamiento entre dos disciplinas aparentemente dispares puede analizarse en muchos sentidos: podríamos analizar su pertinencia o incluso el resultado de su ejecución; pero lo que quisiera que nos cuestionáramos hoy es su razón fundamental. Es decir, ¿Por qué psicoanálisis y matemáticas? ¿Por qué al psicoanálisis le fue dado voltear hacia, retomar y nutrirse de cuestiones propias de una disciplina como las matemáticas?

Yo aquí les voy a proponer una respuesta. Hace unos meses tuve la oportunidad de plantearle esta misma pregunta a un matemático argentino que se llama Pablo Amster y su respuesta me pareció clave, él me dijo: “Para formalizar”

Esta es la tesis que podríamos empezar a analizar el día de hoy: El psicoanálisis busca a las matemáticas para poder formalizar. ¿Formalizar qué? ¡Esa es la cuestión! Bueno, yo pienso que varias cosas: algunos de sus fundamentos, su ontología y, sobre todo, su práctica clínica.

Permítanme que yo les plantee esta cuestión desde otra perspectiva. La pregunta fundamental a responder si quisiéramos llevar a cabo dicha formalización sería: ¿Cómo opera el psicoanálisis? O si queremos ser aún más específicos: ¿Qué sucede en la “cura” el psicoanálisis?

Esta pregunta así planteada es retórica, porque yo no espero que ustedes, que son matemáticos, me la respondan. Pero quiero que sepan bien que yo he planteado muchas veces esta misma pregunta en círculos de psicoanálisis, entre estudiantes de psicología, entre estudiosos de Lacan, y debo decirles que aún no he recibido una respuesta que me deje satisfecho. Lo cual es increíble, porque implica que nos dedicamos a operar dentro de una clínica sobre la cual no sabemos, bien a bien, cómo funciona.

Permítanme aclarar muy bien este punto, no es que esta clínica –la del psicoanálisis digo- no funcione; funciona, la gente mejora, se siente aliviada, incluso se “cura”. El problema aquí es de otra índole: sabemos que funciona, pero no sabemos cómo lo hace. Yo no estoy poniendo en tela de juicio la efectividad del psicoanálisis, yo hablo de otra cosa, del problema de su formalización. Para decirlo llanamente: Hay psicoanalistas que no saben por qué ni cómo surte efecto el psicoanálisis.

Vamos a hacer un poquito de historia. Quizás Jacques Lacan es un psicoanalista un poco alejado de la cultura popular, pero Sigmund Freud, el creador del psicoanálisis, ha logrado inmiscuirse y filtrarse un poco más en el pensamiento de la cultura occidental.

Freud tiene unos cuantos textos “técnicos”, es decir, textos en los cuales explica cómo debe operar un psicoanalista en el dispositivo clínico y en los que sienta las bases fundamentales del psicoanálisis como modalidad clínica. Freud sostiene que hay una regla fundamental, la “asociación libre”, en la que el paciente debe “decir todo lo que le pase por la mente aunque sea algo absurdo, vergonzoso o ilógico”, esa es su tarea. El psicoanalista, por su parte, debe escuchar estas asociaciones con una “atención flotante”, flotante porque no debe prestar más o menos atención a una parte del discurso que a otra. Con estas reglas establecidas, el analista descubrirá las cuestiones inconscientes que se articulan en el discurso y se las comunicará al paciente; es decir, hará “consciente lo inconsciente”, que es el objetivo fundamental del tratamiento desde la perspectiva de Freud.

El modelo del aparato psíquico de Freud, su modelo de la mente, tiene una estructura esférica. Para Freud –quizás muy influenciado por el hecho de haber sido neurólogo- el aparato psíquico es esférico: entonces en todos sus desarrollos, el inconsciente es una estructura ubicada adentro de los individuos.  Esto parece una nimiedad pero no lo es, ya veremos porqué, pero para Freud el inconsciente está adentro.

La pregunta que esto despierta es: “Bueno, si el inconsciente está adentro, ¿Cómo hacemos para saber de él?” Freud nos responderá, por su “proyección”.

Para tener una idea de cómo funciona el modelo freudiano, debemos entender que Freud forjó sus desarrollos a la luz de la “ciencia clásica”: piensen en la lógica newtoniana de “cuerpos tridimensionales” que caminan sobre la faz de la tierra; un cuerpo de tres dimensiones, que se desplaza en un espacio de tres dimensiones, y que adentro tiene un inconsciente.

Ahora, la cuestión es cómo sabemos de la existencia de ese inconsciente. Para explicarlo de la forma más intuitiva posible, pueden imaginar una esfera andando por el mundo que, de pronto, se encuentra con otra esfera. Como el inconsciente está adentro, éste se “proyecta” hacia el exterior, tal y como lo hace un haz de luz, se “proyecta” sobre la otra esfera y, entonces, la “Esfera 1” puede dar cuenta del inconsciente en la “Esfera 2”. Sé que para ustedes esto puede sonar un poco delirante, pero síganme en el razonamiento y en un momento más lo criticamos.

Esa sería, fundamentalmente, la forma en que opera el psicoanalista para Freud: analizando un inconsciente que se proyecta. Ahora, vamos a problematizar un poco todo esto con dos planteamientos bien concretos.

El primero, si alguno de ustedes levantara la mano y me dijera: “Muy bien, entonces por lo que entiendo, mi inconsciente está adentro mío”. Sí. “Y su inconsciente está adentro suyo”. Sí. “Y como está adentro mío, la única forma en que usted puede saber sobre él es si yo hablo y éste se proyecta”. Sí. “Pero entonces usted no podría saber nada de mí, a menos que yo lo dijera”. Claro. “Entonces ¿Para qué voy a ir a consulta con usted, si usted no sabe nada de mí excepto lo que yo le digo? ¿Por qué no mejor yo me pongo a pensar sobre mí mismo y descubro lo que mi inconsciente sabe?”. Freud se encontró con este problema: ustedes piensen que, al menos en un inicio, él era el único psicoanalista del mundo. Entonces, ¿Qué tuvo que hacer Freud cuando quiso psicoanalizarse? Hizo un “autoanálislis”. Espero alcancen a ver cuál es el problema que se genera, podríamos articularlo así: ¿Para qué voy a ir con alguien a descubrir lo que ya sé? ¿Por qué mejor no me “autoanalizo”?

Un segundo planteamiento, imagínense a un psicoanalista con un paciente. El psicoanalista se da cuenta escuchando el relato del paciente, que hay una situación que lo tiene aterrado, y entonces le pregunta: “¿Y qué de eso es lo que le genera tanto miedo?”, y el paciente le responde: “Yo no tengo miedo doctor, yo no le dije en ningún momento que eso me diera miedo. Y yo creo que yo sé bien lo que me pasa, porque esto me está pasando a mí, y usted no está adentro de mi cabeza”.

Estos dos problemas son muy genuinos, inciden en nuestra práctica de todos los días, y desde el modelo psíquico freudiano, no tienen solución.

Ahora, volvamos al punto que nos trae aquí hoy. ¿Quieren saber por qué creo yo que Lacan retoma la Topología Matemática? Para poder resolver este problema. Porque creo que se dio cuenta que con el modelo freudiano de la mente, tridimensional, esférico, este problema no tiene solución.

Lo que Lacan busca, en mi opinión, en las matemáticas es una forma de explicar cómo funciona el psicoanálisis: cómo puedo yo saber algo sobre el inconsciente de ustedes. Pero, a la vez, una respuesta que claramente aleje al psicoanálisis de la mística, de la charlatanería, incluso del chamanismo o la magia.

Es por eso que recurre a la Topología Matemática y sostiene que el psicoanálisis opera en una espacialidad diferente. Diferente de la planteada por Freud, diferente a la planteada por la ciencia clásica anterior al siglo XX, diferente de la espacialidad de los cuerpos tridimensionales que tienen un inconsciente adentro.

¿Cuál será su planteamiento, en líneas generales? Que el sujeto del psicoanálisis, el sujeto con el que opera el psicoanalista en su clínica es una superficie. No tiene que ver con “Pedro, un paciente de 35 años…”, tiene que ver con algo que se mueve en otra espacialidad: no es un cuerpo tridimensional, es una superficie bidimensional.

Así, resuelve el problema del Partes Extra Partes que siempre se genera al trabajar con la Res Extensa cartesiana. Es decir, que un cuerpo tridimensional, material, consistente, no puede ocupar el mismo espacio al mismo tiempo que otro cuerpo tridimensional ¿Lo alcanzan a ver? Es así como resuelve el “Doctor, usted no está adentro de mi cabeza” del ejemplo anterior.

Porque como ustedes saben bien, las superficies se desconocen y la superposición justamente no está impedida por el hecho de tener únicamente dos dimensiones. Si hay superposición, y los sujetos del psicoanálisis pueden estar en inmixión, hay algo que se comparte, y el conocimiento que el psicoanalista tiene del inconsciente le permite saber más que lo que el individuo únicamente le transmitiría por proyección.

Ahora, para poder pensar todo esto, Lacan tuvo que abandonar el sentido común de su época y acercarse hacia una disciplina que le permitiera pensar un espacio distinto. Por eso el acercamiento a la Topología Combinatoria, por eso el recurso matemático que le permitiría formalizar –al menos así lo creía él- una teoría que explicara mucho mejor los fenómenos que la clínica presenta. Porque, les repito una vez más, los psicoanalistas ya lo hacen: conocen el inconsciente de sus pacientes, intuyen las palabras que están por venir, incluso “curan”… El problema es que los planteamientos freudianos no dan cuenta de cómo es que esto puede suceder. Por ende, los psicoanalistas a veces llevan a cabo los análisis sin saber muy bien qué es lo que están haciendo.


[1] Transcripción de la conferencia dictada el día 11 de Octubre de 2013 en el Instituto Tecnológico Autónomo de México, dentro del marco de la Semana de Jornadas Matemáticas

Anuncios

Un comentario sobre “Conferencia “Topología matemática y clínica psicoanalítica”

  1. Y los psicoanalistas que hacen una continuidad de Freud-Lacan, que son la mayoría, están sostenidos por esa misma teoría o modelo freudiano, newtoniano y aristotélico.No solo no saben cómo curan, sino que esa teoría tiene otros muchos efectos en su práctica como la responsabilidad subjetiva, el entender el goce como algo inefable, el no interpretar cerrarándo en bucles S1-S2, en dejar que hable el consultante como si vomitase algo de su interior, en presuponer el edipo como algo universal a todos, en promover una transferencia-dependencia que es sugestión ya que no pueden entender (por la teoría que siguen producto del sentido común) la relación en immixión como comentas…
    Eso piensa y ésta es una muestra más, conozcas o no los desarrollos que hacemos en http://www.apertura-psi.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s